TOP

“Marea roja” por la vida y contra el aborto frente a La Moneda en Chile

“Marea roja” por la vida y contra el aborto frente a La Moneda en Chile

Por Pilar Vigneaux

187152
FacebookTwitterGoogle+PinterestAddthis

SANTIAGO, 26 Mar. 15 / 05:08 pm (ACI).- ¡Vamos, vamos chilenos, que la vidatenemos que cuidar! ¡La vida es un derecho, para el gobierno, un privilegio! Con estos cantos a todo pulmón más de ocho mil chilenos se manifestaron en contra del proyecto de despenalización del aborto en ese país: todos vestidos de rojo en alusión a la sangre derramada por tantos niños en el vientre materno.

Como una inmensa marea roja, el lunes 23 de marzo los asistentes se encontraron en la Plaza de la Constitución, frente al Palacio de La Moneda, convocados por la organización Siempre por la Vida, en conjunto con una serie de otras iniciativas pro vida.

También los acompañaron parlamentarios chilenos que se oponen al aborto junto al Rector de la Pontificia Universidad Católica, Ignacio Sánchez, quien también se ha mostrado públicamente contrario al proyecto de Bachelet asegurando que en los centros de salud de dicha casa de estudios no se practicarán abortos.

En la oportunidad, Sánchez comentó al diario La Tercera “creemos que el primer derecho humano es el derecho a la vida y por lo tanto era importante para nosotros como universidad y para mí, en lo particular, como Rector, venir a apoyar la iniciativa. Creemos que este es el inicio de varias manifestaciones que se van a venir e invitamos a que en las próximas manifestaciones haya más gente que se una a esta defensa de la vida”.

Rosario Lagos, coordinadora de Siempre por la Vida, dijo a ACI Prensa que “nosotros decidimos hacer una manifestación masiva, porque creemos que es necesario exigirle a la Presidenta que retire el proyecto de ley de aborto que está impulsando, porque intenta introducir el aborto libre en Chile, a través de las tres consabidas causales (por violación, por inviabilidad fetal y por riesgo de vida de la madre)”.

“Nosotros estamos seguros de que ésa no es la solución que necesitamos en Chile.  Acá lo que necesitamos es acompañamiento y apoyo para todas esas madres que están teniendo un embarazo difícil”, agregó.

Dentro de los asistentes, se encontraba un grupo de más de veinte estudiantes de medicina de la Universidad Católica. Clara Schulze explicó a ACI Prensa que “vinimos acá no sólo a defender la vida, sino que a exigirle al gobierno un programa de acompañamiento gratuito, para todas estas mujeres que en este momento se encuentran solas”.

Schulze comentó que en Chile existen los profesionales adecuados, en la salud pública y privada, como para desarrollar programas de acompañamiento a lo largo de todo el país.

Elizabeth Bunster, directora de Proyecto Esperanza, institución que acompaña a las mujeres con embarazos vulnerables, dijo a ACI Prensa que “esto ha sido una fiesta por la vida y también un claro rechazo a la propuesta de ley de aborto. Es también un llamado a que la presidenta Bachelet elimine esa ley y más bien haga políticas de ayuda a las mujeres embarazadas en dificultades”.

El caso de María José

En la marcha se encontraba Ximena Rivas, junto a su hija María José, de 12 años.  Rivas conversó con ACI Prensa y contó la historia de la pequeña:

“Nos dijeron, a las 20 semanas, que venía con un daño neurológico severo y, efectivamente, a ella no se le terminó de desarrollar el cerebro.  Éste sería claramente un caso de embarazo ‘inviable’ e ‘incompatible con la vida’”.

“Con mi marido quisimos seguir adelante. Yo tenía 20 semanas de embarazo y ésta era nuestra hija: yo ya la sentía, se movía, pateaba. Decidimos darle para adelante y, si es que nuestra hija se tenía que ir, que se fuera cuando le correspondiera nomás”.

“Obviamente que fue difícil el embarazo, tanto física como emocionalmente; pero resistimos, y María José nació y sobrevivió. Y, en vez de estar cada vez peor, como vaticinaban los médicos, empezó a estar cada vez mejor. Y nos tiene fascinados, porque nos ha cambiado la vida.  Nuestras prioridades han cambiado para siempre”.

“Estos niños tienen derecho a vivir porque te cambian.  Son un aporte enorme a la sociedad.  Sin embargo, su crianza es difícil y el Estado debe hacerse cargo y apoyar a los padres.  Mi marido y yo somos profesionales y hemos podido endeudarnos para seguir adelante con María José; pero hay otra gente que no tiene esas posibilidades y ahí debe entrar el Estado”.

“Habiendo tan pocos casos como éstos, lo que tiene que hacer el Estado, en vez de ofrecer un aborto, es darles apoyo psicológico a la mujer y a la familia.  Cuando uno está teniendo un embarazo de este tipo, lo que requiere es contención para seguir adelante y ayuda cuando nace el bebé; porque estos niños requieren de mucho apoyo médico.  Es necesario que a quien cuida a estos niños se les reconozca su trabajo, con una pensión digna, del

Read More
TOP

La Dra. Andrea Garzón Representante de UxV en la ONU, procalma junto a decenas de lideres los derechos de la mujer

Read More
TOP

EN LA ONU ANDREA GARZON DE UxV PROCALMA EL PRIMER DERECHO , EL DERCHO A LA VIDA

Read More
TOP

Para el aborto no vale ningún supuesto, resalta Arzobispo español

Para el aborto no vale ningún supuesto, resalta Arzobispo español

Mons. Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid en el Forum Nueva Economía. FOTO: ACI Prensa.

Mons. Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid en el Forum Nueva Economía. FOTO: ACI Prensa.
FacebookTwitterGoogle+PinterestAddthis

MADRID, 25 Mar. 15 / 11:14 am (ACI).- Mons. Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid (España) comenzó su intervención en el Foro Nueva Economía con un minuto de silencio por la muerte de 150 personas en accidente aéreo en Francia durante el cual pidió que se rezara por las víctimas y por sus familias.

Durante su intervención en este Foro al que asistieron numerosos representantes de políticos y empresarios, el Arzobispo de Madrid destacó algunos “principios innegociables” como son “la protección de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, el reconocimiento de la estructura natural de la familia y la defensa de la misma, así como la protección del derecho a los padres a educar a sus hijos según sus convicciones”.

El Arzobispo, que cumple hoy cinco meses al frente de la archidiócesis de Madrid, recordó: “he dicho públicamente que para el aborto no hay supuestos, no vale ningún supuesto”. “Para venir a este mundo pobres y ricos hemos tenido la misma casa que nos ha dado Dios: el vientre de nuestra madre. Todo el mundo pasa por esa ‘habitación hermosa’”, explicó.

“No puedo estar de acuerdo con nadie que ponga en cuestión la vida, porque para la vida no hay supuestos, la vida es vida. Les pido a todos que regresen por un instante a esa ‘habitación’ y sean agradecidos de que salieron”, subrayó.

El Prelado precisó que “la acción de la Iglesia no es confesional porque estos principios negados o tergiversados constituyen una ofensa sobre la verdad de la persona y una herida a la justicia. La Iglesia no hace política sino que busca una sociedad de convivencia”.

Mons. Osoro, que antes de ordenarse sacerdote fue profesor en un colegio, subrayó luego el estado de “emergencia educativa” que atraviesa España y que calificó como “el mayor drama  tenemos en estos momentos y que no hemos superado aún” y animó a ello ya que “por desgracia en España no lo hemos superado nunca”, porque mientras que esté la educación dependa de quien dirija el país “no afrontaremos la educación con la densidad y profundidad que se debe”.

Ante la reducción de las horas enseñanza de la asignatura de Religión en la escuela española el Prelado ha destacado que “el 99 por ciento de la población del mundo tiene una visión trascendente”, mientras que con acciones como estas niegan esa realidad.

Read More
TOP

Análisis del proyecto de ley de aborto en Chile

Análisis del proyecto de ley de aborto en Chile

Por Beatriz Shand

www.centrodebioetica.org

9 de marzo de 2015

Compartir en:

El último día antes de comenzar el receso legislativo, la presidenta de Chile Michelle Bachelet, presentó públicamente el proyecto de aborto que su gobierno propone. El debate público no se ha hecho esperar. De acuerdo al texto presentado por la mandataria, los argumentos que justificarían el proyecto de ley en general, son:

  • La idea de que la penalización del aborto constituye una vulneración de derechos de las mujeres.
  • El argumento de que se podría reducir la mortalidad materna en Chile con la despenalización del aborto.
  • La necesidad de dar respuesta a las presiones de organismos internacionales por el reconocimiento del aborto como un derecho sexual y reproductivo en Chile.

El proyecto de ley alega impulsar una forma restrictiva de aborto, centrada en causales específicas, que intenta justificar de la siguiente forma:

  1. El peligro real o potencial de la vida de la mujer:

Según el proyecto, esta causal se justificaría por dos motivos: por la “falta de claridad” con que actuarían los médicos hoy y por la necesidad de introducir una expresión explícita de la decisión de la mujer en este escenario.

  1. La inviabilidad de la vida extrauterina del niño/a antes de nacer:

Esta causal se justificaría por el “duelo permanente” que introduciría mantener el embarazo en estos casos.

  1. Embarazo producto de violación:

Se sostiene que la penalización del aborto en caso de violación es una supuesta nueva forma de violencia hacia a la mujer.

 

Desde distintas perspectivas, cada uno de estos argumentos ha sido debatido por la sociedad civil:

Sobre la mortalidad materna y el aborto: El proyecto “supone” que la legalización disminuiría la mortalidad materna, pero no tiene ninguna evidencia para sostenerlo. En la introducción se mencionan 54 muertes maternas el año 2012, afirmando que podrían haberse evitado con una ley permisiva del aborto, pero sin justificar en hechos concretos esta afirmación.

El que Chile posea la mortalidad materna más baja de la región y una de las menores del mundo, superando a muchos países con aborto legal, es un argumento contundente frente a estas suposiciones (Elard Koch en http://www.melisainstitute.com/).  Los datos epidemiológicos demuestran además que no existe relación entre mortalidad materna y legislación de aborto.

Ninguna norma internacional obliga a despenalizar el aborto: La presión de los organismos internacionales a la que el proyecto se refiere, es la que han ejercido distintos Comités pertenecientes a ONU y  que han pronunciado su opinión sobre la despenalización del aborto en Chile. Al respecto, es necesario recordar que –tal como se ha reconocido transversalmente- ninguna norma o declaración universal de Derechos Humanos obliga a despenalizar el aborto a ningún país. Debe tenerse presente además que Michelle Bachelet fue la directora ejecutiva de ONU mujeres antes de asumir su segundo período presidencial, por lo que sería clave que transparentara sus conflictos de intereses en este tema.

Respecto de las justificaciones de las causales específicas;

  • La interrupción del embarazo indirecta por riesgo de vida de la madre está contemplada en Chile; el aborto que se penaliza actualmente es el que tiene por intención eliminar la vida del que está por nacer y no el que resulta como consecuencia no buscada de un procedimiento médico. Todos los manuales de obstetricia en Chile lo reconocen y no hay evidencia cierta de que hayan casos de mujeres que no hayan sido tratadas por este motivo. El llamado aborto indirecto tiene cabida por el art. 119 del Código Sanitario que sólo prohíbe el aborto directo (http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=5595&idParte=0). Ahora bien, el proyecto no sólo despenaliza el aborto directo, sino que amplía el supuesto a un riesgo vital “futuro” y esto puede ser funcional al aborto a pedido.
  • El que la interrupción del embarazo de un niño inviable o fruto de una violación ayude a la mujer es, al menos, un tema debatido. La experiencia del grupo Acompañares en Chile (http://acompañar-es.cl/) y los testimonios de cientos de mujeres convocadas en los últimos días en Chile muestran lo contrario (facebook: Testimonios por la vida).

El trasfondo del proyecto: Revisados los argumentos, es evidente que el trasfondo del proyecto de aborto propuesto es: el reconocer como un supuesto derecho el eliminar a un ser humano antes de nacer y el proponer que la vida humana antes de nacer no tiene valor ético o legalmente relevante.

Estas ideas ya podían encontrarse en las minutas de las reuniones de preparación del proyecto (entre el Ministerio de Salud y el Servicio Nacional de la Mujer), publicadas por el Diario El Mercurio el 11 de Enero de 2015. En esas minutas se proponía que los riesgos a la salud psíquica debían reconocerse como causa de aborto legal y se cuestionaban los límites temporales del proyecto propuesto, sugiriendo que para estas causales el niño antes de nacer pudiera ser eliminado hasta etapas avanzadas, incluyendo también el que se pudiera adelantar el parto, es decir dejándolo en una total desprotección. Nada de eso quedó explícito en la versión actual del proyecto, pero la intención de imponer el aborto libre puede encontrarse fácilmente entre sus líneas.

El proyecto recientemente presentado, que supuestamente debería permitir el aborto restringido a las tres causales, deja una puerta ampliamente abierta al aborto libre (al punto que podría no necesitarse una segunda propuesta). Esto se puede constatar en al menos dos aspectos específicos del proyecto:

  1. En la nula exigencia de seguimiento posterior al delito de la violación. Bajo el argumento de la supuesta protección de la mujer, el proyecto no se hace cargo de ninguna comprobación de la causa del embarazo en caso de violación ni de la persecución al violador. La posibilidad de abuso de esta causal es evidente: vale la pena recordar que el caso que inició la despenalización del aborto en EEUU (Roe vs Wave) fue posteriormente desmentido y se reconoció que era un embarazo por relación consentida.

Aún cuando se ha debatido sobre la necesidad de comprobación del delito de violación y la posibilidad de que esta comprobación perjudique a la mujer agredida, nada se ha dicho sobre la falta de persecución al violador, la cual podría realizarse por parte del equipo médico eincluso manteniendo el aborto en total anonimato. La impunidad del violador promueve el abuso de esta causal y deja indudablemente desprotegida a la mujer, la cual queda expuesta a ser revictimizada.

 

  1. La eliminación de la obligación –por parte de los prestadores de salud- de denuncia del aborto en cualquier circunstancia. Aun cuando se insiste que la intención del proyecto es quitar explícitamente el carácter de delito del aborto en las tres causales expuestas, el proyecto incluye, en el último artículo, una excepción a la obligación que tiene el prestador de salud y los profesionales de la salud respecto a denunciar los ilícitos. El proyecto retira el deber de denuncia que impone el art. 175 del Código Penal, a todos los tipos de abortos. Dice el proyecto propuesto en el Artículo 3º:
  • Agrégase en el artículo 175, letra d) entra las palabras “delito” e “y” lo siguiente: “con excepción del delito establecido en el artículo 344 del Código Penal, respecto del cual prima el deber de confidencialidad”

 

El art. 344 se refiere al delito de aborto en general. El proyecto entonces, reduciría mucho los supuestos en que el aborto pueda ser denunciado en Chile. Esto se justifica, en la introducción al proyecto, bajo la supuesta intención de hacer “primar el deber de confidencialidad por sobre el deber de denuncia en caso de estar frente a una interrupción del embarazo realizada por la mujer o por un tercero con su consentimiento”. Con esta mal entendida confidencialidad, se impone a los profesionales de salud encubrir incluso a un tercero que puede estar realizando abortos bajo cualquier causal o por motivos lucrativos.

Es decir en Chile- bajo esta ley- el aborto por cualquier causa quedaría como delito, pero un delito que no debería denunciarse nunca por el médico. Sólo quedaría la posibilidad de denuncia por vía de las investigaciones policiales o de otras personas.

Igualmente, como señala Hernán Corral Talciani, la regulación de la objeción de conciencia revela que se está pensando no en una mera despenalización sino en consagrar el aborto como derecho (https://corraltalciani.wordpress.com/2015/02/08/aborto-un-proyecto-de-ley-peligrosamente-inconsistente/).

En los hechos bajo apariencia de simple “despenalización” se está avanzando hacia un aborto libre, pero sin revelar las verdaderas intenciones, lo que resulta llamativo si tenemos en cuenta que la población siempre se ha manifestado mayoritariamente en contra de un proyecto de esas características (por ej. Encuesta CEP 2014).

Con todo lo anterior, queda claro que estamos frente un proyecto encubierto de despenalización amplia del aborto, ideológicamente fundamentado, que responde a intereses de organismos internacionales,  pero que no responde a necesidades de salud pública en Chile ni a sus valores ni a su identidad.

Read More