Gorsuch, el juez que retó a Obama ¿principio del fin del aborto como derecho en EEUU?


 

El nombramiento de Neil Gorsuch como magistrado en el Tribunal Supremo de EEUU puede ser decisivo respecto a asuntos como el aborto, la eutanasia o la libertad religiosa. ¿Estamos ante el principio del fin del derecho al aborto en EEUU?

El magistrado Neil Gorsuch junto al presidente de EEUU Donald Trump/Efe.

Su nombramiento restaurará la mayoría conservadora en la Corte Suprema, donde desde la muerte del conservador Antonin Scalia había un empate por la presencia de cuatro jueces conservadores y cuatro progresistas.

Neil Gorsuch residía en Colorado y desempeñaba su carrera en la Corte de Apelaciones del 10º Circuito de Estados Unidos desde 2006. Casado y padre de dos hijas, está considerado como un candidato conservador, aunque alejado de las posturas más radicales de otros jueces que el presidente Donald Trump había considerado para el Tribunal Supremo, donde los magistrados tienen un mandato vitalicio y pueden modificar las leyes del país durante décadas.

Comenzó su carrera legal en la década de los 90. Trabajó durante un año para el juez del Tribunal Supremo Anthony Kennedy y, en 2006, el expresidente George W. Bush lo designó para la Corte de Apelaciones del Décimo Circuito, una instancia inferior al Tribunal Supremo.

Su perfil tiene aspectos atractivos e innovadores, ya puede ser un paso más para acabar con el aborto concebido como un derecho en Estados Unidos, por primera vez en cuatro décadas.

1. El juez más joven: Se trata del juez más joven en llegar a la Corte Suprema de Estados Unidos en un cuarto de siglo. Neil Gorsuch aún no ha sobrepasado la cincuentena (tiene 49 años). Ha tomado posesión este lunes como nuevo magistrado del máximo tribunal estadounidense, donde ocupará el lugar que estaba vacío desde la muerte del juez Antonin Scalia, fallecido el 13 de febrero de 2016.

2. Ferviente admirador del fallecido Scalia: Gorsuch no oculta su admiración por Scalia, a quien ha calificado como un “león de la ley”. En un discurso pronunciado dos meses después del fallecimiento del magistrado, relató como rompió en llanto cuando fue informado sobre su deceso.

3. Desafió a Obama: Demandó al Gobierno del anterior presidente para lograr que no fuese obligatorio proporcionar a sus empleados seguros médicos con cobertura de anticonceptivos, como establece la ley sanitaria proclamada en 2010 por Obama y conocida como ‘Obamacare’.

4. A favor de la libertad religiosa: En un falló de 2013 de la Corte de Apelaciones del Décimo Circuito, Gorsuch consideró que la ley sanitaria obligaba a la compañía Hobby Lobby y a otros grupos religiosos a “violar su fe religiosa al obligarles a prestar un grado inadmisible de asistencia” que vulnera sus creencias.

Sobre el aborto: no hay ninguna “base constitucional” que respalde la idea de que debe darse prioridad a la libertad de elección de la madre por encima de la vida del bebé

5. Contrario al aborto: Aunque nunca ha emitido una sentencia sobre el aborto, Gorsuch sí ha asegurado que no hay ninguna “base constitucional” que respalde la idea de que debe darse prioridad a la libertad de elección de la madre por encima de la vida del bebé.

6. Firme opositor a la eutanasia: No sólo es pro-vida, sino también anti-eutanasia. Es conocido por su firme oposición a la eutanasia y el suicidio asistido.

En su libro El futuro del suicidio asistido y la eutanasia (2009) analiza las cuestiones éticas y legales que rodean a la eutanasia y concluye que no debe ser legalizada porque “todos los seres humanos son intrínsecamente valiosos y la toma intencional de una vida es algo que siempre es un error”.

7. Partidario del ‘originalismo’: Al igual que su antecesor, ve la ley conforme a la corriente del ‘originalismo’, una doctrina judicial según la cual la Constitución de Estados Unidos debe interpretarse como lo harían los  autores del siglo XVIII y no conforme a los cambios de la sociedad actual.